Idioma

jueves, 25 de julio de 2013

CAPITULO 30

Holaaa chicaaas!! Perdon por desaparecer, pero esq no estaba en casa ;) Quieren mas? Ya sabeis que hacer!! Besoss

—Ya basta, dejen de comportarse con niños. Vamos a pasarla lindo —dijo ella.


—Así se habla cariño, así se habla —le dije.


  Susan se acercó a nosotros con la libretita para anotar lo que íbamos a tomar. Cuando lo hizo miró fijo a Lali.

—Hola mucho gusto, soy Susan —le dijo y estiró su mano para que ella la tomara.

Lali sonriéndole amablemente tomó su mano.

—Soy Lali —dijo ella.

—Eres nueva —habló Susan asintiendo.

—No Susan —le hablé al reaccionar sobre aquello. Pero fue demasiado tarde. Ella giró y se dirigió a todos en el lugar.

—¡Muchachos, tenemos una integrante nueva en la taberna! —gritó contenta. Todos comenzaron a aplaudir y silbar —¡Hay que darle la bienvenida!

—¡No, no, no claro que no! —dije poniéndome de pie.

—Ven Lali —dijo Susan y le tendió la mano para que ella la tomara. Con un poco de duda Lali la tomó y caminó detrás de ella hasta la barra. Gas, Nico y yo fuimos detrás de ellas, con todo el mundo detrás de nosotros también.

—Susan, por favor no lo hagas —le rogué.

—¿Por qué? Solo quiero darla la bienvenida al lugar—me dijo ella. Mientras iba llenando un gran vaso con cerveza. Miré a Lali.

—Vamos cariño, no tienes que hacer esto —le dije. Lali me miró bien, y luego miró a Susan que estaba frente a ella.

—Peter, no seas aguafiestas —me regañó Susan. Susan colocó el gran vaso frente a Lali. 

Ella lo miró bien —Tienes que hacer fondo de este vaso, y luego te giraremos sobre la silla, para que estés más feliz.

—No lo hagas, Lali. Así no eres tú —dije casi desesperado.

Lali miró a Susan y volvió a mirarme a mí.

—¿Acaso crees que no puedo hacerlo Lanzani? —me preguntó.

—No, no es eso. Sino que puede hacerte mal…

—Lali, mejor escucha a Peter. Tiene razón —le dijo Gastón.

—No hace falta que lo hagas Lali —dijo Nicolás. Ella nos miró a los tres consecutivamente, y miró de nuevo a Susan.

¡Maldita seas, Susan! ¡No debiste hacer eso!

—¡Vamos linda, hazlo! —algún imbécil gritó por ahí. Todos comenzaron a gritar que lo hiciera, y todos esos incentivos maliciosos.

—¿Vas a hacerlo Lali? —preguntó Susan.

—¡No! —dije.

—¡Si! —dijo ella firme. Todos festejaron alegres.

  Varios de ellos se pusieron alrededor de Lali para girarla cuando terminara de tomar, haciendo que los chicos y yo nos alejáramos un poco.

—¿Por qué la única vez que tengo razón no me escucha? —les pregunté a mis amigos.

Escuchamos como todos empezaron a decir: ‘Fondo’ ‘Fondo’ ‘Fondo’

  Les hice un gesto a los chicos para que nos sentáramos en la mesa. Ella no iba a hacerme caso. Ya nada podía hacer. Todos se alejaron de la barra, y pude verla riendo con Susan. La cerveza ya había hecho efecto en ella.

—Será mejor que la cuides —me dijo Gas.

—Normalmente, eso me molestaría —dije mirando hacia Lali.

—Pero en este caso te encanta la idea —me habló Nico—Lo sabemos suripanta, ahora ve a cuidarla.

  Me empujó para que fuera hacia allí. Me acerqué a ellas me senté en la silla de al lado de Lali. 

Ambas se giraron a verme.

—Muy simpática tu amiga Peter, nunca habías traído chicas aquí —me dijo Susan. Lali me miró con ojos tiernos.

—Aaaaw, soy la primera chica a la que traes —dijo con tono tierno —Me siento como cuando mi primer novio me llevó a conocer a sus padres.

Susan rió divertida.

—Pero yo no soy su madre, puedes ser traviesa —le dijo. Lali rió.

—¿Puedo serlo? —preguntó.

—¡No! —le dije y miré a Susan —Deja de querer pervertirla…

—Tranquilo Lanzani, tranquilo —dijo Lali —¿Me das otra de esas Susan?

—¿Una cerveza? —preguntó.

—Si —dijo asintiendo.

—Claro que si linda, y va por mi cuenta —le dijo. Volvió a servirle un gran vaso de cerveza y se lo puso en frente.

—¡No Lali, no vas a beber eso! —le dije intentando detenerla.

—No eres mi padre —me dijo y tomó el vaso —Además de que ya estoy grande como para decidir que tomar y que no.

—Está bien, haz lo que quieras —le dije rendido.

—Pues claro que si —dijo, volvió a tomar la cerveza haciendo un limpio fondo.

  ¡Dios santo, esto no va a terminar bien! No sé cuantas cervezas más se tomó, pero se estaba excediendo. Después de terminar de tomar su, sexto vaso creo, se puso de pie y se tambaleó un poco, pero se equilibró.

—Voy a poner un poco de música —dijo señalando a la rockola.

—Ve, ve —dijo Susan sonriendo. Vi como caminaba.

—Deja de querer embriagarla Susan —le advertí.

—Ya esta ebria Peter, pero déjala ser libre, que vuele, que explore…

—No, yo no quiero que explore —dije y vi como Lali chocaba levemente contra Hook.

Esté se giró a verla.

—Lo siento grandulón, no te vi —le dijo disculpándose.

—No es nada bombón, ¿estás sola? —le preguntó él. Me puse de pie.

—¡Hook, saca tu miserable vista de ella si no quieres terminar peor que la última vez! —lo amenacé. Este me miró bien.

—Tranquilo, tranquilo. No sabía que era tuya —me dijo él. Lali se giró a verme.

—Aaay, que celoso —dijo con tono pícaro y rió —Ve tranquilo grandulón, Peter esta sensible últimamente, pero no voy a dejar que te haga daño —le dijo y siguió caminando hasta llegar a la rockola. Comenzó a buscar música. Hasta que se giró a vernos —¡No puedo creer que en este lugar tengan esto! —puso play y una conocida canción, pero no recuerdo su nombre comenzó a sonar —¡Vamos a bailar chicas!


15 comentarios:

  1. Ay me encanta! Más! :)

    ResponderEliminar
  2. sube más nove porfa!!!

    ResponderEliminar
  3. otrooooo capitulooooo
    quiero saber que pasa

    ResponderEliminar
  4. sube massss :D
    me encanta esta nove

    ResponderEliminar
  5. sabe mas POR FAVOR !!!!!!!

    ResponderEliminar
  6. jajajajajajaja te juro que me re fuerte con lali borracha jajajaja
    besos!

    ResponderEliminar